La importancia de la meditación en la escuela

La meditación es una herramienta que nos permite estar aquí y ahora. Es una de las bases del Mindfulness educativo que, humildemente, tratamos de divulgar.

Huelga decir que la meditación no tiene ningún tipo de vinculación con ninguna religión en concreto, sino que es algo Universal. Se trata simplemente de estar en conexión con nuestro “yo” más profundo. Es llegar a un estado de bienestar, de serenidad, de sosiego… en definitiva, acariciar la paz interior.

La imagen que tenemos de la meditación es aquella de personas sentadas en el suelo, con las piernas cruzadas y las manos realizando “mudras”. En la escuela, al principio, pasa lo mismo. Los niños y niñas tienen esa imagen visual. Desmontarla es tremendamente sencillo. Basta con enseñarles a posicionarse correctamente para meditar en un aula y acompañarles hacia ese lugar donde no hay nada más importante en ese momento que ser conscientes de su atención y sus emociones.

Llegar a ese lugar es mucho más fácil de lo que pensamos. Sólo hace falta tener hábito y constancia. Rebeca y yo trabajamos la meditación con nuestros niños en casa, al igual que en el colegio con los alumnos. En cada caso, llegar a ese punto de consciencia es diferente, ya que los hábitats cambian considerablemente.

En los próximos post, os explicaremos cómo meditamos en la escuela, tanto en Infantil (3 – 5 años) como en Primaria (6 – 12 años). Hoy os dejo un vídeo muy interesante que divulgó Eduard Punset en su programa Redes, donde entrevista a Linda Lantieri, una de las voces más autorizadas en la materia.